Ginés Marín | Web oficial

2 de Julio

Gran actuación ded Ginés Marín con el peor lote en Arévalo

Ginés Marínpuso el toreo con una noble corrida de Ave María, cuajando la faena más rotunda de la tarde al tercero. Brilló en el toreo al natural y solo la cicatería presidencial robó la foto de la Puerta Grande. 

Apareció la lluvia antes de salir el tercer toro y con el público buscando cierto cobijo, Ginés Marín cuajó un buen ramillete de verónicas muy templadas. Por el mismo palo realizó el quite, para posteriormente cuajar una buena faena al noble tercero. Destacaron el toreo al natural, de gran envergadura y templanza, embrocando las embestidas con suma despaciosidad, rematando los muletazos detrás de la cadera. Tras una gran estocada, el público pidió las dos orejas, pero el presidente de manera incompresible solo otorgó una. 

Pocas opciones tuvo Ginés Marín con el sexto, pues fue el astado más complicado del astado, desclasado y embistiendo siempre con el pitón de afuera. Muy enrazado estuvo el extremeño que solo la espada le impidió pasear algún trofeo. Silencio, antes de pedir el sobrero. Sin embargo, el sobrero acusó problemas de vista y también fue devuelto tras derribar al caballo y sembrar dificultades a los actuantes por su visión. Tardó el toro en regresar a los corrales y se dio por terminado el festejo. 

Resultado artístico

primer toro

oreja

segundo toro

silencio

La tarde en imágenes

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe las últimas noticias

¿Quieres ser el primero en enterarte de las últimas novedades sobre Ginés Marín? Suscríbete a la newsletter y mantente al día de TODO

Ir arriba